Blog del programa de rehabilitación y entrenamiento neurocognitivo en patología dual (drogodependencia + enfermedad mental)

Entradas etiquetadas como ‘estimulacion cognitiva’

Depresión y alteraciones cognitivas

La depresión, según la OMS, es un trastorno mental que se caracteriza por sentimientos de tristeza, pérdida de interés, pérdida de placer, sentimientos de culpa, falta de autoestima, trastornos del sueño y del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración. Cursa con recaídas y tiende a la cronificación. Las alteraciones cognitivas constituirían según diversos autores una parte nuclear del trastorno depresivo mayor (TDM). En las clasificaciones actuales como el DSM-5, las alteraciones cognitivas forman parte de los criterios diagnósticos de los trastornos depresivos. (Roca et al., 2015).entrada depresion deficits cognitivos marzo 16 (más…)

Anuncios

Entrenamiento Metacognitivo en Psicosis y Esquizofrenia

psicosis

El propósito principal del EMC es cambiar la “infraestructura cognitiva” de la ideación delirante

Desde hace unas semanas venimos trabajando en nuestro centro sanitario con el programa de Entrenamiento Metacognitivo para personas que padecen una esquizofrenia o psicosis en general. En esta entrada queremos daros a conocer este programa, desarrollado por la Universidad de Hamburgo y que cuenta con el respaldo de numerosas investigaciones. (más…)

¿Las personas con patología dual padecen deterioro cognitivo?

La semana pasada recibimos la resolución negativa de la ayuda solicitada al Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (SEPAD) para la financiación del Programa de Rehabilitación y entrenamiento neurocognitivo para pacientes con Diagnóstico Dual “NeuronaDos”, basándose en no desarrollar de forma específica programas dirigidos a personas cuya patología principal sea el deterioro cognitivo en cualquiera de sus fases. Con esta situación se nos plantea la necesidad de justificar el deterioro cognitivo de las personas que consumen drogas que presenten, además, un trastorno mental asociado de mayor o menor gravedad. Con ese fin, en el escrito dirigido a la Dirección del mencionado organismo, explicitamos:

  1. Que la comunidad científica considera la drogadicción como una enfermedad del cerebro que conlleva secuelas neuropsicológicas que afectan gravemente la autonomía y calidad de vida de estas personas y que se puede tratar. Así lo afirma la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD), la Sociedad Científica Española de Estudios sobre el Alcohol, el Alcoholismo y las otras Toxicomanías (Socidrogalcohol), la Sociedad Española de Toxicomanías (SET), o la doctora D. Volkow, Directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de las Drogas (NIDA), entre otras.
  2. Que dichos déficits cognitivos pueden ser previos al consumo o inducidos y/o agravados por el mismo.
  3. Que existe un elevado porcentaje de usuarios atendidos con patología dual en nuestro recurso (84% de personas que además del problema adictivo padecen, al menos, una enfermedad psiquiátrica). Y como es bien sabido las enfermedades mentales (precedan o no al consumo) traen consigo importantes déficits neuropsicológicos imprescindibles de tratar para ayudar a las personas a adquirir un estilo de vida normalizado.
  4. Que durante la estancia en el centro se evidencian cuadros orgánicos (accidentes cerebrovasculares,…) que se convierten en el objetivo prioritario del tratamiento.
  5. Que las alteraciones de sus capacidades cognoscitivas, especialmente de sus funciones ejecutivas, les dificulta o impide el monitoreo de su conducta y limitan su proceso deshabituador, por lo que se hace necesario abordar dichos déficits desde el momento de ingreso.

Por todo ello, consideramos que la población destinataria del Programa de rehabilitación y entrenamiento neurocognitivo para pacientes con Diagnóstico Dual de ALUCOD presenta importantes deterioros cognitivos que afectan a su evolución de manera directa, siendo imprescindible su abordaje para la recuperación de la persona con patología dual.

Por último, os dejamos este vídeo con la explicación magistral sobre el cerebro adicto de la Dra. Nora Volkow para la SEPD para ampliar información sobre todo esto.

 

La relación entre drogas y estrés

El término estrés deriva del inglés “stress” y significa fatiga. Se trata de una reacción física y emocional que todos experimentamos cuando enfrentamos cambios en nuestras vidas, aunque hay personas que son más vulnerables. Los efectos son positivos cuando nos llevan a afrontar de manera constructiva los problemas cotidianos y los retos, y negativos cuando el estado de alerta y ansiedad se vuelve constante en nuestras vidas.

sobrecarga

Cuando la persona se encuentra en una situación estresante experimenta síntomas negativos como tensión, irritabilidad, insomnio, músculos tensos, temblor en las manos, preocupación, tristeza,… Algunas personas encuentran una forma saludable de paliar dichos síntomas mientras que otras recurren a comportamientos disfuncionales, como el consumo de drogas. Esto puede ocurrir cuando la persona carece de habilidades para controlar la situación estresante o para manejar sus propias emociones y buscar apoyo social. De esta manera, la droga se convierte en un distractor que le permite a la persona aliviar la sensación de malestar. El consumo, por tanto, se llevaría a cabo con el fin de escapar de situaciones estresantes ambientales  o síntomas de malestar interno.

Esta forma de afrontamiento del estrés por parte de personas adictas tiene una relación directa con las alteraciones psicopatológicas frecuentemente asociadas a la adicción y se encuentra en la base del desarrollo de patrones disfuncionales de comportamiento. Por tanto, la patología dual se torna una vez más en la diana de tratamiento. Fomentar la adquisición de habilidades de resolución de conflictos y reducir los niveles de activación emocional permite disminuir los niveles de consumo y dependencia y reducir los síntomas psicopatológicos. La persona adicta debe aprender, con apoyo psicoterapéutico, a interpretar y resolver situaciones ambiguas y desarrollar la capacidad para evaluarlas con la consecuente adecuada toma de decisiones.

El estrés puede aparecer a lo largo de todo el proceso adictivo. Al inicio del consumo, como factor de riesgo. La repetición y el mantenimiento del mismo propicia la aparición de problemas varios: discusiones familiares, ausencias laborales, aislamiento,… que a su vez ayudan a cronificar la adicción y donde la retirada de la sustancia conlleva de nuevo a la necesidad imperiosa de volver a consumir con el fin de buscar un efecto gratificante a corto plazo.

Cuando la persona adicta acude a tratamiento lo hace en una situación de estrés importante derivado de las consecuencias físicas, psicológicas, sociales y familiares ocasionadas por el consumo. Las recaídas producidas en fases de abstinencia, también parte del proceso terapéutico, no son más que situaciones de estrés, de deseo por el consumo (craving).

Las secuelas neuropsicológicas asociadas a una situación de estrés afectan fundamentalmente a la memoria de trabajo y a la capacidad de aprendizaje tanto a corto como a largo plazo. Recordemos que la persona con ansiedad a menudo tiene dificultades para afrontar problemas cotidianos y tomar decisiones. La estructura cerebral implicada en estos procesos cognitivos es el hipocampo.

Estos déficits limitan, entre otros, la capacidad de monitorear la conducta dirigida a un plan. Situación frecuente en la población adicta. El entrenamiento neurocognitivo permitiría incrementar la liberación del neurotransmisor dopamina, fundamental en el proceso de aprendizaje y en las sensaciones de placer, en el núcleo caudado. Elevar las concentraciones de dopamina no sólo contribuye a fijar los conocimientos, también a mejorar nuestro estado emocional. La amígdala, una estructura cerebral conectada al hipocampo, sería la responsable del aprendizaje emocional.

Curiosidades, mitos y verdades del cerebro humano

Nos ha llegado esta interesante infografía, elaborada por Cognifit, sobre curiosidades y mitos del cerebro que queremos compartir con  vosotros.