Blog del programa de rehabilitación y entrenamiento neurocognitivo en patología dual (drogodependencia + enfermedad mental)

Archivo para la Categoría "Terapia"

¿EL ALCOHOL MATA NEURONAS?

El alcohol daña casi todos los órganos vitales de nuestro cuerpo. Pero no mata neuronas.

Este mito se convirtió en una creencia popular o leyenda urbana que aún perdura en la actualidad.

La idea surgió en América al final de la I Guerra Mundial. Tras la aprobación de la 18ª enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, más conocida como Ley Seca, el Movimiento por la Templanza americano, además de alertar contra la relación del alcohol en la pobreza y la violencia doméstica, empezó a difundir el rumor de que el alcohol mataba nuestras células nerviosas y se extendió a otros países europeos.

Las prohibiciones contra el consumo de alcohol fueron un fracaso y solo beneficiaron al crimen organizado que despertó la producción ilegal, el tráfico clandestino y el mercado negro.

Aun así, esta afirmación no quiere decir que el alcohol no pueda dañar el cerebro.

Actualmente, se sabe que el consumo crónico de alcohol produce cambios estructurales en el cerebro.

abstract-art-black-and-white-724994.jpg

Su consumo afecta a las conexiones neuronales del cerebelo, zona de la que dependen el aprendizaje y la coordinación motora, y modifica la estructura física y la función de las neuronas espinosas medianas, el tipo principal de células que se encuentran en el cuerpo estriado dorsomedial, una región del cerebro que impulsa comportamientos dirigidos a objetivos. Estas neuronas pueden facilitar o inhibir la realización de comportamientos específicos debido a uno de los dos tipos de receptor de dopamina: D1 o D2. (más…)

Anuncios

“AVENTURA EN BICICLETA”, TERAPIA NARRATIVA PARA EL TRATAMIENTO DE LAS ADICCIONES

Se trata de una propuesta metodológica, mediante práctica narrativa, para el abordaje de los problemas de adicción a sustancias.

La metáfora del viaje, sustituye el término tratamiento (asociado al déficit, a la patología y con una gran carga de emociones negativas) por “aventura”, lo cual tiene importantes implicaciones, ya que facilita un ambiente positivo y aumenta la motivación y la implicación de la persona en el proceso de cambio. Es la persona la que mueve la bicicleta y la dirige hacia el destino elegido.

Podemos destacar tres elementos importantes: la bicicleta, el kit de emergencia y la ruta.

  1. LA BICICLETA DE LA VIDA

El primer elemento a tener en cuenta es la bicicleta.

En la siguiente imagen, se ve cómo la bicicleta se convierte en un gran mapa narrativo en la que todos los elementos están relacionados. No hay ninguna parte insignificante, todo cuenta para dar más fortaleza al conjunto.

bicicleta

Como se puede observar, existen varios elementos, entre ellos:

Sillín: Representa todas aquellas áreas que permiten un nivel mínimo de bienestar. Incluimos aquí actividades atractivas para la persona que le permiten relajarse, descansar y disfrutar.

Cuadro: Representa las estrategias, habilidades, capacidades y valores de la persona. Se tienen en cuentan constructos estructuralistas como recursos disponibles, pero se va más allá, explorando aquello a lo que la persona le da valor, lo que para ella da sentido a la vida.

Ruedas: en las ruedas se representan las relaciones significativas para la persona y las contribuciones tanto recibidas como dadas. También aquí hay espacio para aquel legado que nos gustaría dejar a los demás.

Manillar: permite dirigir nuestras fortalezas y el esfuerzo realizado, hacia el destino deseado. Aunque está directamente relacionada con los sueños y los propósitos, se enfoca hacia como nos dirigimos hacia ellos, las decisiones que tenemos que tomar y las estrategias utilizadas. Representa aquello que nos ayuda a tomar decisiones, a dirigir nuestros pasos hacia aquello que queremos.

Pedales: esperanzas, deseos, sueños para ellos, los demás y la comunidad. Estrategias que te ayudan a mover la bici hacia aquello que deseas.

  1. KIT DE EMERGENCIA

Un complemento muy útil que podemos incluir en la bicicleta es el “kit de emergencia”, que nos ayudará a superar las dificultades que encontremos por el camino.

Como se puede apreciar en el siguiente esquema, cada kit de emergencia será único, influido por la ruta, pero adaptado a la persona, a sus habilidades, a su historia, a todo aquello que es importante y significativo para cada uno.

kit de emergencia.jpg

  1. LA RUTA

La ruta hace referencia al viaje por descubrir que se presenta ante nosotros, con retos de diferente dificultad que, a medida que superamos, nos acercan a ese lugar que deseamos.

Supone una gran fuente de motivación, refuerza el sentido de agencia personal, ayudando a prevenir las recaídas y el abandono de la ruta en momentos críticos.

Cuando comenzamos la construcción de la ruta, podemos encontrarnos con varias posibilidades a tener en cuenta:

  • Tener una gráfica de otras personas que ya hicieron el camino. Nos puede ayudar para orientarles en el comienzo.
  • No disponemos de una gráfica, pero sí la experiencia de la persona que ha hecho en otros momentos ese camino u otro similar. Con esto comenzamos a trazar la ruta, a partir de la experiencia y el conocimiento que tiene la persona de ella.
  • No tenemos una gráfica que nos sirva de guía, ni una experiencia clara que podamos traer. En estas situaciones podemos reflexionar sobre la ruta, intentar predecir cómo será y que podemos encontrar.

No siempre vamos a tener una información clara y detallada. De hecho, lo más común, es que al principio sea un simple esbozo, poco definido al que le vamos añadiendo los demás elementos hasta darle forma a ese paisaje único. Sin embargo, independientemente de la información que tengamos, siempre podemos reflexionar sobre la ruta a la que nos enfrentamos y los recursos de los que disponemos.

image3.jpg

Descripción de los elementos.

Podemos distinguir dos partes fundamentales en la construcción de la ruta:

  • Las características de la ruta
  • Los elementos de la ruta
  1. Características de la ruta. ¿Cómo es el camino que emprendemos?

Un camino con un comienzo y un final previamente determinados. En los diferentes tramos que forman la ruta encontramos diferencias que es importante analizar. Podemos distinguir varios puntos importantes, el inicio o “Km. 0”, el destino y donde se encuentra la persona, que habitualmente no es el inicio.

Punto de partida: ¿Dónde estamos? Es muy importante saber en qué parte de la ruta estamos y reflexionar sobre el camino ya andado. En este punto podemos enlazar con las preguntas escala de la terapia breve centrada en soluciones. Algunas preguntas que pueden ayudar a explorar:

  • ¿Qué dice de ti encontrarte en ese punto del camino? ¿Cómo llegaste? ¿Qué has puesto de tu parte? ¿Qué otras cosas crees que puedes hacer para avanzar, aunque sea un pequeño tramo de ruta?
  • Y para llegar a este punto ¿Qué crees que tendrías que hacer?

Destino: hablar con detalle del destino elegido, permite definir los objetivos en palabras de las personas y teniendo como base sus sueños, esperanzas y propósitos de vida. ¿Dónde queremos llegar? ¿Qué nos guía? ¿Este destino nos lleva a otros destinos preferidos? Cuando llegue, ¿Qué crees que ocurrirá? ¿Cómo te sentirás?

Tramos de diferente dificultad. Subidasbajadas, curvas, llanos y rotondas.

  • Subidas:Representan momentos de dificultad. Tenemos que utilizar todas nuestras fuerzas para subirla.
  • Bajadas:Representan momentos en apariencia fáciles, pero en los que tenemos que estar alerta porque podemos perder el control.
  • Curvas:Representan momentos en los que tenemos que hacer cambios de dirección para seguir el camino.
  • Llano: Representan momentos de calma, donde sólo necesitamos seguir pedaleando de forma moderada para seguir el camino.
  • Rotonda:Representa aquellos momentos en los que damos vueltas a un punto fijo, momentos en los que estamos estancados, ni avanzamos, ni retrocedemos. No nos llevan a ninguna parte, a menos que salgamos de ella.

En todos estos tramos se evidencia que las diferencias en el camino no suponen un obstáculo para continuar, aunque pueden requerir los ajustes oportunos. Se refuerza la idea de que es la persona, y nadie más, la que controla la bicicleta para seguir el camino, haciendo las modificaciones necesarias.

  1. Elementos de la ruta. ¿Qué nos encontramos en el camino?

Es una descripción rica del camino que emprendemos donde se incluyen aquellos aspectos que nos ayudan a avanzar por la ruta y todos aquellos que pueden suponer un obstáculo.

Varios elementos que parecen importantes a la hora de predecir y planificar nuestro viaje:

  • Personas:Aquí podemos explorar las relaciones significativas que influyen directamente en la continuidad o abandono de la ruta:
    • Personas que nos apoyan y nos animan a seguir, que nos recuerdan que puedes seguir adelante a pesar de las dificultades.
    • Personas que nos dicen que abandonemos el viaje de diferentes formas, que nos bajemos de la bicicleta y nos demos la vuelta.
  • Fuentes:Las fuentes nos refrescan, nos ayudan a reponer fuerzas. Incluimos aquí todo lo que nos ayuda a sentirnos mejor, más relajados, más alegres, más con nosotros mismos, aunque aparentemente no tenga nada que ver con esta ruta concreta. 
  • Flores, paisaje:Pequeños detalles que hacen nuestro viaje único y especial. Puede ser difícil de identificar en este momento, porque muchos de estos pequeños detalles aparecerán de forma sorprendente, pero reflexionar sobre ello cambia nuestra percepción del camino.
  • Piedras y picos:Dificultades que podemos encontrar. Identificar las dificultades es importante, pero sobre todo nuestra actitud hacia ellas y los recursos que vamos a poner en marcha cuando aparezcan.
  • Estrellas:Las estrellas que nos guían. ¿Qué nos guía en nuestro camino? ¿Cuándo estamos perdidos que nos ayuda a seguir por nuestro camino a reencontrarnos con él? Relacionado con los sueños, propósitos y esperanzas, con aquello que más valora, lo que le da fuerzas para no dejarse vencer, para buscar el camino cuando hay confusión.
  • Campo:Nos encontramos todo tipo de terreno y variedad de vegetación. Este entorno que nos influye y donde nosotros vamos dejando huella. Aquí explorando todos aquellos aspectos relacionado con el contexto social y cultural que nos pueden influir de forma negativa o positiva en nuestra travesía.

 

Todos los esquemas utilizados, tanto para la construcción de la ruta como para la bicicleta, incluido el kit de emergencia, pueden ser considerados como documentos terapéuticos. Junto a estos, podemos utilizar otros que los complementan: certificado de bicicleta, certificado de ruta recorrida, y cuaderno de viaje.

 

Bibliografía:

https://www.psyciencia.com/viaje-metafora-terapia-narrativa-adicciones/

¿NECESITAS AYUDA PARA TUS PROBLEMAS?

depresion

Son muchas las personas que atraviesan momentos o etapas difíciles en sus vidas. En algunas ocasiones, el entorno que nos rodea (amistades, familia,…) puede servirnos de ayuda. Sin embargo, si el problema se prolonga y no encontramos la solución a nuestros problemas, se hace necesario la ayuda de profesionales expertos.

Desde el Centro Sanitario Ambulatorio Casa Blanca de Llerena, podemos ayudarte. ¡No estás solo! 

Contacta con nosotros y pide asesoramiento gratuito a través del teléfono:

924 87 03 14 o 689 10 21 52

Para más información, pueden visitar la página web de la entidad, la plataforma digital dirigida a pacientes y familiares con problemas de adicciones y/o salud mental y nuestras redes sociales

http://www.alucod.com/

http://www.familiaydrogas.es/

https://www.facebook.com/alucod/

https://twitter.com/alucod?lang=es

“ALUCOD  POR LAS PERSONAS. ¡PÍDENOS AYUDA!, TE SOBRAN MOTIVOS PARA SER FELIZ…”

Satisfacción de las personas en tratamiento en la CT Casa Roja

satisfaccion-2016El resultado de las encuestas de satisfacción realizadas en 2016 a las personas ingresadas en la comunidad terapéutica Casa Roja para recibir tratamiento para su adicción y enfermedad mental, en régimen residencial, muestra una valoración muy positiva hacia la atención recibida. (más…)

El tratamiento de la violencia de género en adicciones

En otras entradas hemos hablado de las consecuencias neuropsicológicas de la violencia de género en víctimas y agresores. En esta ocasión vamos a reflejar el marco de actuación que seguimos en ALUCOD para tratar la violencia de género en el tratamiento de la adicción y patología dual.

Los beneficiarios directos de ALUCOD son personas con problemas de adicción y enfermedad mental y sus familiares, siendo el ámbito de las adicciones muy extenso por ser un aspecto común a muchas otras circunstancias de la persona. Es decir, que la persona adicta tiene otras características además de la adicción que pueden clasificarse en ámbitos como el social (p.ej. ser inmigrante o pertenecer a una etnia determinada, estar desempleado, etc), el de la salud (p.ej. tener una enfermedad orgánica, como el VIH, o psiquiátrica, como una esquizofrenia u otras), o de personalidad (p.ej. ser más o menos sociable o violento, etc.). Así, cuando atendemos a una persona con problemas de adicción desde una perspectiva integral, intervenimos sobre aquellos factores psicológicos, biológicos y sociales que puedan estar manteniendo la adicción (factores de riesgo) y sobre aquellos que favorecen la abstinencia (factores de protección). La asistencia se extiende a los familiares o grupo social más cercano de la persona adicta porque forma parte crucial en su recuperación y, por tanto, en su tratamiento.

No a la violencia de género

Desde este punto de partida, la violencia de género sufrida o ejercida por la persona adicta que atendemos, es un aspecto más a tratar, máxime cuando existe una realidad social y un marco jurídico que exige una actuación por parte de aquellos profesionales que puedan tener una mayor vinculación con este tipo de violencia.

Sobre la actitud de los profesionales ante la violencia de género, la inquietud de los mismos por mejorar la salud de los usuarios debe fundamentar sus actuaciones terapéuticas. La Organización Mundial de la Salud (OMS), define salud como «un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.» Así, mejorar la salud de los usuarios atendidos por ALUCOD supone atender a todos estos aspectos, estando la violencia de género incluida al impactar directamente en ellos. Por otra parte, los profesionales de ALUCOD comparten los valores de la misma y, en este sentido, se posicionan en la lucha por erradicar la violencia de género que ocasiona consecuencias negativas para la salud de quienes la padecen, especialmente, pero también de quienes la ejercen en nuestra sociedad.

Es, por tanto, una obligación profesional y ética para los profesionales de ALUCOD abordar aquellos aspectos necesarios que contribuyan a la eliminación de la violencia de género en su trabajo cotidiano.

 La ONU, en su declaración de Beijing (4ª Conferencia Mundial sobre la Mujer, 1995), afirma que la violencia contra las mujeres “es una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre los hombres y las mujeres, que han conducido a la dominación de la mujer y a la interposición de obstáculos contra su pleno desarrollo. Algunas características definitorias de la violencia de género son:

  1. Se trata más de un fenómeno social (estructural) que individual.
  2. Las agresiones se producen entre personas que tienen una relación interpersonal estrecha e íntima.
  3. Deriva de la desigualdad de poder entre hombres y mujeres.
  4. Importancia de los factores ideológicos en el mantenimiento de la violencia de género.
  5. Se trata de un proceso que se va construyendo de manera paulatina.
  6. Se ejerce desde la figura de autoridad del agresor y de la legitimidad para corregir aquello que él considera desviado.
  7. La violencia de género es algo más que agresiones físicas.
  8. Representa un trato indigno, degradante y humillante. Es una violación de los derechos humanos y las libertades.

La Conferencia Mundial de Derechos Humanos, celebrada en 1993, subrayó la importancia de eliminar la violencia hacia las mujeres en la vida pública y privada e instó a los Estados miembros a que la combatieran, de conformidad con las disposiciones de la Declaración. Posteriormente, en el año 1996, la Organización Mundial de la Salud (OMS) acordó que la violencia hacia las mujeres es una prioridad en salud pública en todo el mundo e instó a los Estados a que evaluaran la dimensión del problema en sus respectivos territorios.

Estas disposiciones son fruto del conocimiento de una realidad social generada por la violencia de género que vulnera la situación de gran parte de la población, constituyendo un problema social del que todos, y especialmente los agentes sociales, debemos sentirnos responsables en la puesta en marcha de estrategias que contribuyan a su eliminación.

Respecto a la realidad social sobre la violencia de género y la sensibilización de ALUCOD, como entidad que desempeña su labor en el ámbito social, creemos que debe ser un agente activo en la eliminación de la violencia de género, alineándose con las políticas nacionales e internacionales existentes en la lucha contra este tipo de violencia.

Entendemos, por tanto, que la violencia de género puede y debe tratarse desde nuestros recursos asistenciales para mejorar la situación individual de la persona adicta y los profesionales implicados en su tratamiento, la de su familia, y la de la sociedad.

ALUCOD ha definido una serie de actuaciones en el tratamiento de la violencia de género que van dirigidas a agresores, víctimas, familiares, agentes sociales y judiciales, y profesionales de la entidad.

Puedes leer el documento completo sobre el marco de actuación en violencia de género de ALUCOD aquí.