Blog del programa de rehabilitación y entrenamiento neurocognitivo en patología dual (drogodependencia + enfermedad mental)

Archivo para la Categoría "Neurociencias"

¿SOCIEDAD ENFERMA?

La entrada de un nuevo año es un buen momento para pararse a reflexionar sobre lo que ocurre a nuestro alrededor. Para ello, os mostramos un interesante vídeo que refleja el funcionamiento de nuestra sociedad actual.

La vida moderna gira en torno al trabajo y el consumo, dos estadios de un mismo proceso basado en las “necesidades” nunca satisfechas. Vivimos inmersos en «una sociedad de consumidores» (Arendt 1961: 176), consecuencia de la emancipación de la actividad laboral de su esfera privada y doméstica.

La desmesura caracteriza la consumición moderna, transformándola así en adicción, es decir en esclavitud.

Vivimos en la cultura de la adicción. La era de la consumición -adicción- está liquidando la existencia de costumbres, valores y tradiciones, produciendo una cultura narcisista.

Este fenómeno adictivo, no solamente se inscribe en la cultura, sino que además la cultura es uno de los factores que favorece la adicción. Ejemplo de ello, podría ser la baja percepción de riesgo en el uso de las nuevas tecnologías, que contribuye al aumento de la tasa de adicciones comportamentales.

Las adicciones se han convertido en un estilo de vida, una forma de ver las cosas, una manera de adaptarse al mundo. Dicho estilo de vida significa que ésta se organiza alrededor de la consumición, ya sea ésta una sustancia, una actividad o una relación.

La vida moderna, se caracteriza por un sentimiento profundo de vacío que hay que llenarlo como sea. Domina así la estructura de fondo de toda adicción: un continuo llenar y vaciar, reproduciéndose así el llamado ciclo de la dependencia (Peele 1982): cuanto más se intenta llenar el vacío, más vacío se siente uno, para lo cual busca algo que lo llene.

Además, la adicción es una enfermedad que afecta al cerebro, causando un desajuste neuroquímico, de forma que produce una sintomatología característica como: pérdida de control, deterioro de la calidad de vida, uso de la práctica a pesar de ser consciente de lo perjudicial que es para uno mismo o para el resto que les rodea, conductas de búsquedaobsesión, etc.

En la mayoría de las ocasiones, las personas ni siquiera son conscientes de la situación en la que se encuentran.

El terreno de las adicciones avanza. Para atajar este problema hacen falta estrategias que conciernan un cambio cultural y social, en definitiva, un cambio en el estilo de vida moderno, pues «la realidad de la droga (…) no puede ser otra que la realidad de su cultura» (Garrido 1999: 1).

 

Bibliografía:

http://www.ugr.es/~pwlac/G18_07Inmaculada_Jauregui.html

https://revistadigital.inesem.es/biosanitario/sociedades-enfermas-adictos-o-buscadores-de-nuevas-sensaciones/

 

“ALUCOD  POR LAS PERSONAS. ¡PÍDENOS AYUDA!, TE SOBRAN MOTIVOS PARA SER FELIZ…”

924 87 03 14 689 10 21 52

http://www.alucod.com/

http://www.familiaydrogas.es/

https://www.facebook.com/alucod/

https://twitter.com/alucod?lang=es

 

 

 

Anuncios

¿EL ALCOHOL MATA NEURONAS?

El alcohol daña casi todos los órganos vitales de nuestro cuerpo. Pero no mata neuronas.

Este mito se convirtió en una creencia popular o leyenda urbana que aún perdura en la actualidad.

La idea surgió en América al final de la I Guerra Mundial. Tras la aprobación de la 18ª enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, más conocida como Ley Seca, el Movimiento por la Templanza americano, además de alertar contra la relación del alcohol en la pobreza y la violencia doméstica, empezó a difundir el rumor de que el alcohol mataba nuestras células nerviosas y se extendió a otros países europeos.

Las prohibiciones contra el consumo de alcohol fueron un fracaso y solo beneficiaron al crimen organizado que despertó la producción ilegal, el tráfico clandestino y el mercado negro.

Aun así, esta afirmación no quiere decir que el alcohol no pueda dañar el cerebro.

Actualmente, se sabe que el consumo crónico de alcohol produce cambios estructurales en el cerebro.

abstract-art-black-and-white-724994.jpg

Su consumo afecta a las conexiones neuronales del cerebelo, zona de la que dependen el aprendizaje y la coordinación motora, y modifica la estructura física y la función de las neuronas espinosas medianas, el tipo principal de células que se encuentran en el cuerpo estriado dorsomedial, una región del cerebro que impulsa comportamientos dirigidos a objetivos. Estas neuronas pueden facilitar o inhibir la realización de comportamientos específicos debido a uno de los dos tipos de receptor de dopamina: D1 o D2. (más…)

NEOFILIA: LA ADICCIÓN POR LO NUEVO

Nuestra cultura nos empuja cada vez más a querer tener constantemente lo último, lo más nuevo e increíble. Vivimos en una época en la que hay una sobreabundancia tanto de recursos como de información.

La neofilia es un problema de conducta que se caracteriza por la obsesión a las innovaciones, a tener lo más novedoso. Se presenta generalmente asociado al campo de la tecnología, donde las innovaciones avanzan con tanta rapidez que cuesta mantenerse actualizado con los últimos dispositivos.

action-blur-city-590701.jpg

Podemos entender al neófilo como una persona que se siente inusualmente excitado frente a las novedades. Entre los principales afectados se encuentran: los hackers, los amantes de la tecnología y aquellos individuos integrantes de subculturas sociales como los geeksnerdsneonerds, entre otros. (más…)

CEREBRO Y RESILIENCIA

La resiliencia es la capacidad para afrontar la adversidad y lograr adaptarse bien ante las tragedias, los traumas, las amenazas o el estrés severo.

Ser resiliente no significa no sentir malestar, dolor emocional o dificultad ante las adversidades. La muerte de un ser querido, una enfermedad grave, la pérdida del trabajo, problemas financieros serios, etc., son sucesos que tienen un gran impacto en las personas, produciendo una sensación de inseguridad, incertidumbre y dolor emocional.

En ocasiones, las personas necesitan un apoyo profesional para poder dar la cara a sus problemas y conseguir sentirse mejor. Desde el Centro Sanitario Ambulatorio Casa Blanca de Llerena, animamos a las personas que se encuentren en una situación adversa, a que acudan a nuestros profesionales para que les ayuden a salir de los problemas más fortalecidos, ya que hay personas que se adaptan mejor que otras a situaciones de estrés o presión.

La resiliencia es una habilidad, y por tanto, una capacidad que podemos desarrollar y entrenar.

NO DES LA ESPALDA (1)

El cerebro, es el encargado de regular los mecanismos neurobiológicos cognitivos y psicológicos vinculados con la respuesta de resiliencia.

Esta capacidad se vincula a una serie de áreas cerebrales muy concretas: la neocorteza cerebral; y, a nivel subcortical, al complejo amigdalino, el hipocampo y el locus coeruleus.

La actividad a nivel hormonal y de neurotransmisores también favorece o dificulta nuestra capacidad para ser resilientes.

La testosterona en el estrés y en situaciones adversas desciende su nivel, lo que provoca merma de la atención, disminución de la proactividad y de la autoconfianza, pobre asertividad, estados de ánimo con predominio depresivo, dificultad para ejercer el pensamiento colateral, disfunciones sexuales y poca creativad.

Ante una situación amenazante, se segrega adrenalina, noradrenalina y cortisol en nuestro cerebro. Se ha comprobado que las personas resilientes tienen una concentración menor de estos neurotransmisores, a diferencia de aquellas que siguen percibiendo la amenaza psicológica de manera persistente.

Además, el cerebro de las personas resilientes se caracteriza también por un uso muy equilibrado de la dopamina, relacionado con la recompensa y la gratificación. En los estados crónicos de ansiedad y estrés, nuestro cerebro dejaría de liberar esta sustancia química. De ahí, que aparezca la sensación de indefensión y la dificultad para actuar con resiliencia.

Y es que, el estrés moderado nos prepara para la acción, pero cuando las preocupaciones, los miedos, el recuerdo del pasado y la ansiedad por el futuro nos atenaza, ese distrés se vuelve crónico y altera el cerebro genética y neurológicamente.

Las personas poco o no resilientes padecen frecuentes e intensos episodios de reactivación de la memoria consciente del momento estresante como pensamientos compulsivos e intrusivos.

Para que nuestro cerebro encuentre el equilibrio neuroquímico, es necesario gestionar de forma adecuada nuestras emociones.

Existe relación entre la resiliencia y la capacidad intelectual, de manera que, las personas con mayor volumen de conocimientos tienen mayor poder para  procesar y afrontar las situaciones complicadas.

También se dan diferencias de género. Las mujeres son más creativas y resilientes ante situaciones que requieren mayor empatía y percepción, en comparación con los hombres.

 

Siempre es un buen momento para invertir más en nosotros mismos, para aprender a encarar con mayor energía, fuerza y optimismo nuestras pequeñas y grandes adversidades.

Si quieren desarrollar su capacidad de resiliencia, en Centro Sanitario Ambulatorio Casa Blanca de Llerena os ayudamos.

 

Para más información, pueden visitar la página web de la entidad, la plataforma digital dirigida a pacientes y familiares con problemas de adicciones y/o salud mental y nuestras redes sociales

http://www.alucod.com/

http://www.familiaydrogas.es/

https://www.facebook.com/alucod/

https://twitter.com/alucod?lang=es

 

O contactar con nosotros a través del teléfono

924 87 03 14 o 689 10 21 52

“ALUCOD  POR LAS PERSONAS. ¡PÍDENOS AYUDA!, TE SOBRAN MOTIVOS PARA SER FELIZ…”

 

Bibliografía:

https://asociacioneducar.com/cerebro-resiliencia

https://www.aboutespanol.com/que-es-la-resiliencia-2396440

https://lamenteesmaravillosa.com/el-maravilloso-cerebro-emocional-de-las-personas-resilientes/

https://lamenteesmaravillosa.com/la-neurobiologia-de-la-resiliencia/

BENEFICIOS DE LA ACTIVIDAD FÍSICA A NIVEL CEREBRAL

La actividad física influye en nuestro estado de ánimo y la capacidad de memoria, atención y nivel de concentración. Además, nos protege de enfermedades como el Alzheimer, la demencia y la depresión.

En el post de hoy, trataremos los beneficios del ejercicio físico en nuestro cerebro, de la mano de la Doctora Wendy A. Suzuki, profesora de Ciencia Neural y Psicología en el Centro de Ciencia Neural de la Universidad de Nueva York.

“El ejercicio es la actividad más transformadora, que uno puede hacer hoy por su cerebro”.

Hacer ejercicio físico tiene beneficios inmediatos, duraderos y protectores del cerebro.

Aumentan los niveles de neurotransmisores como la dopamina, serotonina y noradrenalina, la habilidad de adaptación y concentración y el tiempo de reacción.

Con la práctica habitual cambia la anatomía del cerebro. La corteza cerebral y el hipocampo aumentan su volumen. Esto es muy importante, ya que son las áreas más susceptibles a enfermedades neurodegenerativas y a un declive normal cognitivo debido al envejecimiento.

Si queremos conseguir todos estos beneficios, basta con hacer ejercicio tres o cuatro veces a la semana durante unos 30 minutos y agregar ejercicio aeróbico.

En ALUCOD, la práctica deportiva es considerada fundamental para la rehabilitación de las personas a las que atendemos y existen talleres y actividades específicas para lograr la máxima recuperación bio-psico-social de nuestros usuarios.

Para más información, pueden visitar la página web de la entidad, la plataforma digital dirigida a pacientes y familiares con problemas de adicciones y/o salud mental y nuestras redes sociales

http://www.alucod.com/

http://www.familiaydrogas.es/

https://www.facebook.com/alucod/

https://twitter.com/alucod?lang=es

O contactar con nosotros a través del teléfono

924 87 03 14 o 689 10 21 52

 “ALUCOD  POR LAS PERSONAS. ¡PÍDENOS AYUDA!, TE SOBRAN MOTIVOS PARA SER FELIZ…”

 

Bibliografía:

https://www.psyciencia.com/video-wendy-suzuki-los-beneficios-del-ejercicio-que-cambian-nuestros-cerebros/