Blog del programa de rehabilitación y entrenamiento neurocognitivo en patología dual (drogodependencia + enfermedad mental)

La entrada de un nuevo año es un buen momento para pararse a reflexionar sobre lo que ocurre a nuestro alrededor. Para ello, os mostramos un interesante vídeo que refleja el funcionamiento de nuestra sociedad actual.

La vida moderna gira en torno al trabajo y el consumo, dos estadios de un mismo proceso basado en las “necesidades” nunca satisfechas. Vivimos inmersos en «una sociedad de consumidores» (Arendt 1961: 176), consecuencia de la emancipación de la actividad laboral de su esfera privada y doméstica.

La desmesura caracteriza la consumición moderna, transformándola así en adicción, es decir en esclavitud.

Vivimos en la cultura de la adicción. La era de la consumición -adicción- está liquidando la existencia de costumbres, valores y tradiciones, produciendo una cultura narcisista.

Este fenómeno adictivo, no solamente se inscribe en la cultura, sino que además la cultura es uno de los factores que favorece la adicción. Ejemplo de ello, podría ser la baja percepción de riesgo en el uso de las nuevas tecnologías, que contribuye al aumento de la tasa de adicciones comportamentales.

Las adicciones se han convertido en un estilo de vida, una forma de ver las cosas, una manera de adaptarse al mundo. Dicho estilo de vida significa que ésta se organiza alrededor de la consumición, ya sea ésta una sustancia, una actividad o una relación.

La vida moderna, se caracteriza por un sentimiento profundo de vacío que hay que llenarlo como sea. Domina así la estructura de fondo de toda adicción: un continuo llenar y vaciar, reproduciéndose así el llamado ciclo de la dependencia (Peele 1982): cuanto más se intenta llenar el vacío, más vacío se siente uno, para lo cual busca algo que lo llene.

Además, la adicción es una enfermedad que afecta al cerebro, causando un desajuste neuroquímico, de forma que produce una sintomatología característica como: pérdida de control, deterioro de la calidad de vida, uso de la práctica a pesar de ser consciente de lo perjudicial que es para uno mismo o para el resto que les rodea, conductas de búsquedaobsesión, etc.

En la mayoría de las ocasiones, las personas ni siquiera son conscientes de la situación en la que se encuentran.

El terreno de las adicciones avanza. Para atajar este problema hacen falta estrategias que conciernan un cambio cultural y social, en definitiva, un cambio en el estilo de vida moderno, pues «la realidad de la droga (…) no puede ser otra que la realidad de su cultura» (Garrido 1999: 1).

 

Bibliografía:

http://www.ugr.es/~pwlac/G18_07Inmaculada_Jauregui.html

https://revistadigital.inesem.es/biosanitario/sociedades-enfermas-adictos-o-buscadores-de-nuevas-sensaciones/

 

“ALUCOD  POR LAS PERSONAS. ¡PÍDENOS AYUDA!, TE SOBRAN MOTIVOS PARA SER FELIZ…”

924 87 03 14 689 10 21 52

http://www.alucod.com/

http://www.familiaydrogas.es/

https://www.facebook.com/alucod/

https://twitter.com/alucod?lang=es

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: