Blog del programa de rehabilitación y entrenamiento neurocognitivo en patología dual (drogodependencia + enfermedad mental)

Los celos constituyen un sentimiento o una emoción que surge como consecuencia de un exagerado afán de poseer algo de forma exclusiva (me perteneces) y cuya base es la infidelidad -real o imaginaria- de la persona amada (Echeburúa, 2001).

celotipia

La celotipia se asocia con la dependencia alcohólica

Los celos se tornan patológicos o enfermizos cuando se dan tres características nucleares:

  • la ausencia de una causa real desencadenante,
  • la extraña naturaleza de las sospechas y
  • la reacción irracional del sujeto afectado, con una pérdida de control (Echeburúa, 2001).

Por tanto, lo que confiere un carácter patológico a los celos es la intensidad desproporcionada de los mismos, el sufrimiento experimentado por el sujeto y el grado de interferencia grave en la vida cotidiana.

Tradicionalmente se ha asociado celopatía o celos patológicos con la dependencia alcohólica llegando a considerarse como una trastorno específico al que se ha denominado “celopatía alcohólica“. Sin embargo, la celopatía también se ha observado en otros trastornos psiquiátricos, por lo que no podría considerarse patognomónica del alcoholismo, apuntando a la combinación de una  sintomatología paranoide con la dependencia, es decir, a un diagnóstico dual. La constante rumiación, la presencia episódica de conciencia de enfermedad y la necesidad compulsiva de comprobación, la aproximan a la obsesión, aunque el nivel de certeza y las interpretaciones de lo percibido tienen un tinte claramente delirante en la mayoría de los casos (Cortés y otros, 2013).

El delirio de celos asociado a cuadros esquizopsicóticos paranoides se ha descrito principalmente asociado al sexo femenino y a pacientes jóvenes, mientras que el delirio de celos asociado al alcoholismo se ha descrito casi siempre unido al sexo masculino. Posiblemente, factores sociales que tienen que ver con el género influyen en el origen de la celotipia, vinculada con frecuencia a episodios de violencia de género (no es de extrañar teniendo en cuenta que la esencia de los celos se encuentra en un sentimiento de posesión exclusivo sobre algo que, en los casos de violencia de género, es la mujer).

Las causas que subyacen a la celotipia enlos alcohólicos son múltiples, siendo muy probable que el alcohol actúe como desinhibidor del control consciente sobre creencias previas erróneas relacionadas con esos celos (Sullivan 1924). Estos explicaría que algunos alcohólicos crónicos que en etapas iniciales desarrollan un delirio de celos bajo intoxicación, persistan posteriormente en estado sobrio (Lewis 1938). El alcohol inhibiría el freno conductual y la capacidad ejecutiva del córtex prefrontal facilitando el desarrollo de la idea celotípica ya existente, y también podría contribuir a potenciar la idea al producir una impotencia sexual que daría una explicación “lógica” al contenido delirante (Jiménez-Arriero et al., 2007, en Alcoholismo, guía clínica de Socidrogalcohol, 3ªEd. 2014)

Según Jiménez-Arriero y otros, la información de los estudios realizados hasta ahora no muestra evidencia suficiente para sugerir que la celopatía alcohólica pueda considerarse como una entidad específica independiente. Por esto, mantener el término de “celotipia alcohólica” o“delirio de celos alcohólico” es cuando menos controvertido. El diagnóstico más preciso correspondería a un Trastorno Paranoide en combinación con una Dependencia Alcohólica (Diagnóstico Dual). El deliro de celos en los alcohólicos puede clasificarse actualmente dentro del apartado de “Trastornos Delirantes Crónicos”, cuando no pueda confirmarse la etiología alcohólica, o entre los “Trastornos Psicóticos Inducidos” cuando se cumplan criterios para esta categoría, sin especificar la celotipia como si se tratase de un cuadro característico del alcoholismo.

Un diagnóstico acertado sobre la sintomatología celotípica en el alcohólico marcaría las líneas a seguir en el itinerario terapéutico de la persona que lo padece en su programa de rehabilitación, sin olvidar la intervención en su entorno sociofamiliar para prevenir episodios de violencia de género.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: