Blog del programa de rehabilitación y entrenamiento neurocognitivo en patología dual (drogodependencia + enfermedad mental)

En este post hablaremos sobre el circuito de recompensa cerebral y cómo es alterado por las drogas.

circuito recompensa

Las drogas alteran el circuito de recompensa cerebral

El circuito de recompensa es una zona del cerebro compuesto por varias áreas cerebrales entre ellas el Área Tegmental Ventral (ATV) y el cerebro anterior basal (Núcleo Accumbens, Tubérculo Olfatorio, Corteza Frontal y Amígdala), estructuras relacionadas con la capacidad de toma de decisiones y el manejo emocional.

Tiene por misión proporcionar a las personas un intenso placer al llevar a cabo ciertas actividades que garantizan nuestra supervivencia como es el caso de la alimentación y la vida sexual. Pero también es el lugar del cerebro que habitualmente recorren las drogas y que genera un efecto de gratificación y sensaciones placenteras.

Este circuito nos permite grabar las experiencias que nos resultan agradables por lo que ponemos en marcha conductas de acercamiento y volvemos a repetirlas en el futuro al asociarlas a experiencias de intenso placer.

Nuestro organismo dispone de diferentes sustancias químicas llamadas neurotransmisores que permiten que este circuito se lleve a cabo.

La dopamina es uno de ellos, se trata de una sustancia que genera nuestro cerebro y que es la responsable de los momentos de placer, deseo y apetencia. Está relacionada con los problemas de adicción a sustancias y comportamentales. Al consumir drogas, la cantidad de dopamina aumenta por lo que las experiencias resultan aún más gratificantes. El problema es que cuando se instaura una adicción, el cerebro deja de producir de manera natural dopamina y la persona recurre al consumo para poder experimentar placer en las cosas que anteriormente se lo producían. De ahí, que las personas drogodependientes pierdan aficiones, hobbies,… Necesitan la droga para que la cantidad de dopamina se reinstaure y puedan experimentar placer en lo que hacen.

La adrenalina y noradrenalina son otras sustancias químicas de nuestro cerebro que se ponen marcha para que ese deseo de consumir droga se lleve a cabo. El neurotransmisor serotonina, responsable de regular nuestro estado de ánimo se encarga de generar un nuevo deseo de consumo para reexperimentar la sensación de euforia que producen las drogas.

De esta manera, la conducta adictiva se convierte en un círculo vicioso (deseoaccióngratificación) que es muy difícil romper pues se produce en la persona un déficit en la capacidad para tomar decisiones, de dirigir la conducta hacia un fin y de controlar y manejar las emociones.

Esto pone de relieve la importancia de incluir en la intervención clínica programas de prevención de recaídas, estabilidad emocional y psicoeducación acerca del funcionamiento de las drogas en nuestro cerebro y sus consecuencias.

Anuncios

Comentarios en: "El recorrido cerebral de las drogas" (2)

  1. Cris dijo:

    Muy interesante. Ahora tengo más argumentos para explicar a mis alumnos.

  2. […] Neuronados. (6 de agosto de 2013). Recuperado el 8 de junio de 2015, de El recorrido cerebral de las drogas: https://neuronados.wordpress.com/2013/08/06/el-recorrido-cerebral-de-las-drogas/ […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: