Blog del programa de rehabilitación y entrenamiento neurocognitivo en patología dual (drogodependencia + enfermedad mental)

¿Cuál es el efecto del consumo de cocaína en nuestro cerebro? ¿Qué factura pasan todas esas “rayas” que hemos esnifado? Se sabe que el consumo reiterado de cocaína es un factor de riesgo importante para el desarrollo de enfermedades psiquiátricas (patología dual) y neurológicas pero, ¿cómo se producen?.

El consumo de cocaína es un factor de riesgo para sufrir enfermedades psiquiátricas y neurológicas

El consumo de cocaína es un factor de riesgo para sufrir enfermedades psiquiátricas y neurológicas

Según el Informe Mundial sobre Drogas 2012 elaborado por la ONU, España es el segundo país europeo donde más cocaína se consume, siendo su prevalencia del 4,4% entre los jóvenes de 15 a 34 años en 2011. Es la droga que más problemas causa a los servicios de urgencias y lidera, junto con el alcohol, las peticiones de tratamiento.

Todas las drogas de abuso, directa o indirectamente, atacan el sistema de gratificación del cerebro inundando el circuito con dopamina. La dopamina es un neurotransmisor que se encuentra en regiones del cerebro que regulan el movimiento, las emociones, la cognición, la motivación y los sentimientos de placer. La sobre estimulación de este sistema, que recompensa nuestros comportamientos naturales, produce los efectos de euforia que buscan las personas que abusan de las drogas y les enseña a repetir este comportamiento.

El consumo crónico de cocaína produce alteraciones en la disponibilidad de dopamina e inhibe el transportador de noradrenalina, provocando un exceso de esta monoamina en la hendidura sináptica, que es la causa de la mayoría de los efectos farmacológicos y de las complicaciones agudas producidas por el consumo de cocaína (aumento de la presión arterial, sudoración, temblor, etc.).

Si la exposición a cocaína induce una pérdida celular, es posible que la funcionalidad de las vías de recompensa se vea afectada y se produzca una intensificación del uso compulsivo de la cocaína. Además del papel que las neuronas dopaminérgicas tienen en al actividad motora, estas fibras inervan de manera muy amplia la corteza cerebral y contribuyen a los procesos de atención y toma de decisiones, que también están alteradas en los consumidores de cocaína. La disminución de la función dopaminérgica, junto con un aumento de la funcionalidad del transportador de dopamina, podría producir una marcada hipodopaminergia, causante de los síntomas de la abstinencia, depresión y craving. En este sentido, se ha demostrado que la sintomatología depresiva es habitual entre los consumidores de cocaína y se asocia con las recaídas en el consumo. (L. Urigüen y L.F. Callado, 2010).

En general, la hipótesis más repetida apunta que el abuso de cocaína se acompaña de algunos déficit cognitivos en funciones definidas con un criterio amplio, como la atención, el aprendizaje, la memoria o las funciones ejecutivas. Existe cierto consenso al delimitar que el tamaño del déficit cognitivo es de grado medio, menor que el que suele observarse en otro tipo de patologías, como la esquizofrenia o el daño cerebral adquirido. Sin embargo, esta alteración sutil puede tener importantes consecuencias en la conducta de adictos atendidos en programas de rehabilitación, e interferir en su evolución a lo largo del tratamiento, al incrementar la vulnerabilidad hacia la recaída en el consumo.

En cuanto a psicopatología, los trastornos de personalidad (Eje II) son los que se vinculan con mayor frecuencia al consumo de cocaína, existiendo varios factores que son indicativos de una etiopatogenia común entre ambos tipos de trastornos. Los dos comparten características neuropsicológicas, de estructura y conectividad cerebral, y genéticas que darían como resultado una manifestación clínica común basada en comportamientos, en muchas ocasiones, disfuncionales.

La valoración neuropsicológica de adictos a la cocaína ayudará a establecer el tratamiento rehabilitador de una manera más específica, partiendo de las funciones más conservadas y afectadas y ofreciendo a cada persona adicta las actividades terapéuticas más necesarias para su caso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: