Blog del programa de rehabilitación y entrenamiento neurocognitivo en patología dual (drogodependencia + enfermedad mental)

Sabemos que es muy importante tener una dieta saludable para nuestra salud en general, pero, además, lo que comemos repercute directamente en nuestro estado de ánimo. Esto es debido a que el aparato gastrointestinal alberga mil millones de bacterias que influyen en la producción de neurotransmisores, es decir, las sustancias químicas que transportan mensajes desde el intestino hasta el cerebro de manera constante. Podemos por tanto sentirnos más positivos para afrontar el día si en la dieta incluimos alimentos que suban los niveles de ciertos neurotransmisores, como son la serotonina y endorfina, conocidas como “las hormonas de la felicidad”.

Una prueba de esto, es que cuando estamos alegres, nuestro apetito suele aumentar. Mientras que, si estamos en un momento negativo o tenso, las ganas de comer disminuyen; aunque también hay ocasiones en las que puede suceder el efecto contrario y darnos un atracón. Esto sucede debido a que “el sistema nervioso utiliza, para comunicarse entre sí, unas sustancias químicas llamadasneurotransmisores, que se crean y sintetizan a través de lo que comemos”. Entre estos neurotransmisores se encuentra la serotonina, que repercute de forma directa en el ánimo. Por eso, es importante elegir los alimentos correctamente.

Lee el resto de esta entrada »

La llegada de la primavera lleva asociado cambios ambientales y en nuestra vida cotidiana. Se van alejando los días cortos, fríos y grises de invierno y van llegando los días cálidos, largos, con más horas de luz, donde la naturaleza comienza a florecer.

Para muchas personas, los efectos psicológicos son positivos. Refieren encontrarse con mejor humor, ven que pueden realizar más actividades, se notan con más interés por estar con otras personas y por salir a la calle. 

Pero, la primavera no es igual para todos. No todo es positivo. Algunas personas llegan a padecer la conocida astenia primaveral.

La astenia es un síndrome que no solo se produce en primavera y que tiene una serie de síntomas distintivos:

  • Cansancio.
  • Fatiga muscular.
  • Dificultad para concentrarnos.
  • Irritabilidad.
  • Falta de apetito.
  • Trastornos del sueño.
  • Dolor de cabeza.
  • Tristeza inexplicable.
  • Falta de motivación
Lee el resto de esta entrada »

La palabra ansiedad se utiliza para describir la respuesta mental y física que se produce ante situaciones de peligro. Se trata de una reacción normal que experimenta todo el mundo a veces (por ejemplo, antes de una prueba médica, al hablar en público, antes de una cita importante, etc). Puede proporcionar una ayuda adicional para escapar del peligro o dar una energía mayor para completar las tareas pendientes. Entendida como tal, es un mecanismo de defensa del organismo y por tanto no necesariamente negativa.

Por lo tanto, el objetivo no es suprimirla sino aprender a controlarla. Se trata de vivir con menos ansiedad y no de vivir sin ansiedad.

La ansiedad se convierte en un problema cuando los síntomas son graves y desagradables, si duran mucho tiempo y ocurren con demasiada frecuencia, si aparecen ante situaciones que realmente no deberían ser estresantes o si nos impiden hacer lo que queremos hacer.

La ansiedad entonces se convierte en un monstruo que vive y se alimenta de nuestra adrenalina.

Cuando algo nos avisa de que hay un peligro, como cuando bajamos por una escalera mucho más empinada de lo que esperábamos, realizamos una descarga automática de adrenalina y el monstruo de la adrenalina que estaba dormido se despierta y hace que de forma automática nos agarremos a la barandilla y así nos ayuda a no caernos.

Lee el resto de esta entrada »

El tabaco es una droga estimulante del sistema nervioso central. Uno de sus componentes, la nicotina, posee una enorme capacidad adictiva, y es la causa por la que su consumo produce dependencia.

Cuando se fuma tabaco, los pulmones absorben la nicotina y ésta pasa rápidamente al torrente sanguíneo, donde circula por todo el cerebro. Todo esto ocurre muy rápido. De hecho, la nicotina llega al cerebro 8 segundos después de haberse inhalado el humo del tabaco. La nicotina también puede entrar al torrente sanguíneo a través de las membranas mucosas que recubren la boca (cuando se masca el tabaco), por la nariz (si se usa tabaco en polvo conocido como “rapé” en español, o como “snuff” en inglés), o hasta por la piel.

Durante la combustión del tabaco se originan más de 4000 productos tóxicos diferentes. Entre ellos, destacan por su especial peligrosidad y por las enfermedades que se asocian, los siguientes:

  • Alquitranes: responsables de los distintos tipos de cáncer
  • Monóxido de carbono: favorece las enfermedades cardiovasculares
  • Irritantes (fenoles, amoníacos, ácido ciándrico): responsables de enfermedades respiratorias como la bronquitis crónica y el enfisema pulmonar
  • Nicotina: causa la dependencia del tabaco. Tiene una vida media aproximada de dos horas, pero a medida que disminuye su concentración en sangre, se incrementa el deseo de fumar

La nicotina afecta a todo el cuerpo. Actúa directamente sobre el sistema cardiovascular alterando la frecuencia cardiaca y la presión arterial. Además, produce cambios en la viscosidad sanguínea y aumenta los niveles de triglicéridos y colesterol. También actúa sobre los nervios que controlan la respiración, cambiando los ritmos respiratorios. El tabaco influye negativamente en las funciones cognitivas, disminuyendo la capacidad de memorizar y razonar; e incrementa el riesgo de padecer enfermedades cerebrovasculares.

En concentraciones altas, la nicotina es mortal. De hecho, una gota de nicotina purificada en la lengua puede matar a una persona. Es tan letal que durante siglos se ha usado como pesticida.

Entonces, ¿por qué fuma la gente?

Lee el resto de esta entrada »

¿Es Internet una oportunidad para vencer la brecha de género?

Pocas dudas hay al respecto: la red de redes ofrece la ocasión a muchas mujeres de informarse, formarse y expresarse libremente, más allá de las limitaciones geográficas y/o económicas y del control que sobre ellas puedan ejercer sus cónyuges, la sociedad o el gobierno.

Las mujeres se suelen enfrentar a muchas más barreras que impiden su desarrollo y empoderamiento, y por ende su participación plena y en igualdad en su sociedad: cuidado de los niños, falta de independencia económica o violencia de género.

Superar estas barreras es fundamental, pero también lo es superar otra creciente división: la brecha digital, que no sólo frena el acceso a las posibilidades que ofrecen Internet y las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), sino también la capacidad de acceso a nuevas formas de educación y formación, y por ende de oportunidades laborales.

mujer ordenador2

Lee el resto de esta entrada »